Mamoplastia de Reducción

Lifting de Brazos (Braquioplastia)

¿Qué es la mamoplastia de reducción o reducción de pechos?
La reducción mamaria o mamoplastia es una técnica quirúrgica que eleva y disminuye el tamaño de las mamas mediante la eliminación de grasa, tejido mamario y piel sobrante , haciéndolas más pequeñas, ligeras y firmes y dándole así la forma adecuada más redondeada y armoniosa. Además puede reducir el tamaño de la areola.

Ventajas de la reducción de pecho
Permite que las mujeres que se someten a esta intervención de reducción, obtengan mejoras en cuanto al peso y el tamaño del pecho. Muchas de ellas se someten a esta intervención por los problemas que sufren de dolores de espalda, cuello y hombros, además de los complejos psicológicos que pueden sufrir y la imposibilidad de realizar ciertas actividades de la vida diaria y/o deportes. A veces incluso tienen molestias físicas, tales como dificultades respiratorias, irritaciones en la piel o problemas al dormir.

Eliminar la grasa, el tejido glandular y el exceso de piel de los senos, hace que se reduzca el tamaño de los mismos y que por tanto, se obtengan estas ventajas en la paciente. Además, la mamoplastia reduce en gran medida la probabilidad de padecer enfermedades como cáncer de mama.

Candidato ideal ¿A qué edad se puede realizar la reducción de senos?
En la mayoría de los casos, realizamos esta operación en nuestra clínica para aliviar un problema físico, más que por motivos puramente estéticos.

No hay una edad ideal para realizarse una mamoplastia, pero nosotros siempre recomendamos realizarla cuando el pecho se ha desarrollado completamente. Solo en algunos casos excepcionales se realiza antes, por ejemplo, en una paciente que padece hipertrofia mamaria extrema en una edad temprana, para mejorar su calidad de vida.

Las mujeres fumadoras tienen mayores riesgos a la hora de realizarse esta intervención y sufrir complicaciones, por eso se debe dejar de fumar por lo menos 2 meses antes de la operación.
No obstante, para saber si la paciente es la candidata ideal, debemos realizarle un examen preoperatorio, para comprobar el buen estado de salud y si es apta para la intervención.

Procedimiento para la reducción de pecho
En la primera consulta evaluamos a la paciente, el tamaño y forma de sus mamas, el estado de salud y la firmeza de la piel. Tras este primer contacto, se realiza una exploración de las mamas y un estudio mamográfico.

La Doctora Marta Payá explicará a la paciente sobre el tamaño y forma que tendrán sus mamas, acerca del tipo de intervención y la anestesia que se utilizará. Que la paciente entienda todo el proceso quirúrgico para la reducción de pecho, es muy importante.

¿En qué consiste la intervención?
Llegados a este punto, llega la hora de la cirugía. Este procedimiento suele durar entre 3 y 4 horas y se realiza normalmente bajo anestesia general. Siendo necesario el ingreso en el hospital o la clínica para realizar esta intervención en quirófano.

Existen varias técnicas para la reducción mamaria, que se aconsejan para cada tipo de paciente. La intervención consiste en una primera incisión alrededor de la areola, que se extiende verticalmente hacia abajo y en una línea horizontal en el surco que hay debajo de la mama. Por esta incisión se extirpa el exceso de grasa, el tejido glandular y la piel. Tras esto, se recoloca la areola y el pezón en su nueva posición. Para finalizar, se cierra la incisión con suturas y se coloca un vendaje en las mamas.

Mamoplastia de reducción, postoperatorio
Una vez realizada la reducción de mamas y pasados unos días, se retira el vendaje y se sustituye por un sujetador especial. Los puntos se retiran pasado de 7 a 15 días, aunque en la mayoría de las ocasiones, la Dra. Marta Payá solo realiza suturas intradérmicas por dentro de la piel para que las cicatrices posteriores queden más disimuladas y no haya que retirar los puntos. El edema e inflamación no cede del todo hasta las 3 o 6 semanas.

Hasta que se vean los resultados definitivos de la intervención deben pasar unos 2 o 3 meses, para que las mamas adquieran el aspecto definitivo. De cualquier forma, estas pueden cambiar por trastornos hormonales normales, embarazos o cambios de peso.

  • Síntomas normales

Después de la operación, es normal encontrarse cansada y molesta, pero en 2 o 3 días se puede hacer vida casi normal. En la mayoría de los casos se suele dar el alta a la paciente un día después de la intervención.
Las molestias se suelen controlar por medicamentos prescritos por el cirujano plástico. Puede suceder que en la primera menstruación, las mamas se hinchen y puedan doler.

  • ¿Qué puedo y no puedo hacer?

Con una buena evolución, la paciente podrá hacer una vida normal en una semana. Las actividades deportivas deben retrasarse un mes y medio.

  • Cicatrices

La operación de reducción de pecho siempre deja cicatrices, que por lo general se van suavizando con el tiempo, pero también puede suceder que estas cicatrices se vuelvan más oscuras aunque es muy infrecuente.
Las cicatrices resultantes suelen quedar alrededor de la areola y un tramo vertical que llega hasta el surco del pecho. En mamas muy grandes la cicatriz resultante es en “T” invertida. Con las suturas que hace la Dra. Payá, y los cuidados postoperatorios que recomienda, las cicatrices al año son casi imperceptibles en el 98% de sus casos.

  • ¿Podré dar de lactar después de la reducción de senos?

Debemos saber que tras esta reducción mamaria, la paciente no podrá amamantar tras el embarazo.

  • ¿Perderé la sensibilidad en las mamas?

Después de la operación es normal que disminuya la sensibilidad en los pezones, pero esto irá desapareciendo paulatinamente, excepto en algunas reducciones que puede ser definitiva.

  • Riesgos y complicaciones

Como cada intervención quirúrgica, existen riesgos o posibles complicaciones a pesar de que la reducción de mamas es una técnica segura, siempre que la realice un cirujano plástico cualificado.

Reducción de pecho, antes y después. Resultados
La mayoría de las pacientes que se someten a una mamoplastia de reducción resultan complacidas con el tamaño y la forma de sus senos y están encantadas con la mejora y la reducción de los síntomas de dolor y malestar que experimentan por el peso de sus mamas.

Estos son algunos de los resultados que hemos obtenido en nuestra clínica.

reducción mamaria
reducción mamaria

No obstante, recomendamos que si estás pensando en realizarte esta cirugía, te pongas en contacto con nuestra cirujana especialista, la doctora Marta Payá, para que te analice y pueda resolverte todas las dudas que tengas.

Rinomodelación

Conozca las muchas posibilidades de la rinoplastia sin cirugía. Leer más

MAMOPLASTIA DE AUMENTO

¿Desea aumentar o proyectar su volumen…? Leer más

REJUVENECIMIENTO

Prevención y tratamiento de estigmas causados por el paso del tiempo. Leer más